Abercrombie and Fitch dice que el Orgullo es también para heteros en un “desafinado” tweet

Por

Traducción: Orgullo Crítico

abercrombie-pride-straight

La empresa estadounidense de moda, Abercrombie and Fitch (A&F), recientemente publicó (y luego borró) un tweet que ponía: “La comunidad del Orgullo son todas las personas, no solo las LGBTQ, – Kaila, comerciante”. En el mismo etiquetaron a la organización para la prevención del suicidio en la comunidad LGBTQ, el Trevor Project, e incluyeron el hashtag #AnFxTrevor, para destacar su colección de moda del orgullo.

Las críticas en Twitter no se hicieron esperar, con comentarios como los que siguen:

– “Orgullo significa estar orgullosxs* de ser LGBTQ. Por eso se llama #Orgullo. Si nos respetan, no coopten eso – especialmente no para hacer ganancias!”.

– Ok, pero el #Orgullo no tiene nada que ver con cómo lxs heteros se sienten, están incluidxs en todo, dejadnos de una puñetera vez ALGO”.

– “Tenéis el discurso de Todas las Vidas Importan de la comunidad LGBTQ”.

Aquí una imagen del tweet original:

abercrombie-pride-straight-02

A&F borró el tweet original y luego siguió twiteando estos mensajes:

“EL orgullo es un momento importante para la comunidad LGBTQ+. En A&F trabajamos para asegurarnos que todo el mundo se sienta incluidx, respetadx y empoderadx. #Orgullo” y “Estamos orgullosxs de mostrar compromiso con la comunidad LGBTQ+ y generar conciencia del importante trabajo que el @TrevorProject realiza”.

La compañía no siempre ha tratado de ser tan inclusiva. En una entrevista de la revista Salon de 2006, Michael Jeffries, quien fuera en ese momento su CEO, dijo:

“En todas las escuelas hay chicxs “cool” y populares, y hay otrxs que no lo son. Sinceramente, nos dedicamos a lxs chicxs “cool”. Nos dedicamos a chicxs guapxs, totalmente americanxs, con una gran actitud y un montón de amigxsNuestra ropa no es para todo el mundo. ¿Somos excluyentes? Absolutamente”.

Esa acritud excluyente se extendió a su publicidad y sus prácticas de contratación. El New Yorker escribió:

“En 2004 la compañía accedió a pagar cincuenta millones de dólares a varios miles de trabajadorxs para cerrar un conflicto colectivo en el que se la acusaba de discriminar a personas afroamericanas, latinas, y asiático-americanas, tanto en la contratación, como en su publicidad.

En 2015 la empresa también perdió otro caso en la Corte Suprema en el cual intentaba defenderse por no contratar a una joven mujer musulmana por usar un pañuelo en la cabeza en su entrevista de trabajo.

En diciembre de 2015, en medio de protestas de sus accionistas y meses de baja de ventas, Jeffries renuncia como CEO, pero la tienda ahora está aprendiendo las consecuencias de ser tan “inclusiva”.

El 100% de las ganancias de la colección del orgullo de A&F será destinada al Trevor Project.

* Las x´s  y las cursivas son nuestras.

Pincha aquí para acceder al artículo original en inglés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ejes y comisiones, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.